martes, 30 de diciembre de 2014

PASEOS EN LA NATURALEZA CERCANA (3)


Rutas contadas en Radio Adaja:

PROPUESTAS PARA DICIEMBRE:

- CORTADOS ROJOS DEL ADAJA:



 
Enlace a Radio Adaja:
http://www.radioadaja.es/fonoteca/2014-12-02/los-cortados-rojos-del-adaja

 

- LAGUNA REDONDA Y LAVAJO DE ORTIGOSA:
Enlace a Radio Adaja:

 

- LA FUENTE DE LOS LOBOS:
Enlace a Radio Adaja:

 

- PEÑA MINGUBELA Y CAMPO AZÁLVARO:
 
Enlace a Radio Adaja:

 

- RIBERAS DEL ADAJA Y AREVALILLO:

viernes, 19 de diciembre de 2014

H C, no H P


Dicen desde Sanidad que no se pueden gastar 60.000 euros por cada enfermo de Hepatitis C para administrarle el fármaco que les sana.

Veamos:

- En el rescate bancario se han gastado 100.000.000.000€ (Cien mil millones de euros)
Enlace a bancos:
http://www.elconfidencial.com/empresas/2014-03-30/cinco-anos-y-100-000-millones-despues-historia-del-rescate-de-la-banca-espanola_109053/

- A la empresa privada ACS de Florentino Pérez la van a pagar 1.350.000.000€ (mil trescientos cincuenta millones de euros) por un negocio fallido en el almacén de gas CASTOR.
Enlace a Gas:
http://www.eldiario.es/economia/Castor-indemnizacion-millones-pagara-consumidor_0_309719554.html

- A una de cada tres autopistas privadas, por negocio deficitario, las van pagar la mitad de la deuda unos 1.800.000.000€ (mil ochocientos millones de euros)
Enlace a Autopistas:

Solo estas tres "ayuditas" suman 103.150.000.000€ (ciento tres mil ciento cincuenta millones de euros).
Si esta cifra la dividimos por 60.000€ que cuesta cada tratamiento nos da la cifra de 1.719.167 enfermos de hepatitis C que podrían recibir el tratamiento (un millón setecientas diecinueve mil ciento sesenta y siete personas, que no gas, que no banco, que no asfalto).
Estamos hablando de vidas humanas, de personas con una historia, una familia, miles de tragedias individuales al ver que tienen al alcance de la mano la salvación pero el abusivo precio puesto por las farmacéuticas y decisiones políticas desacertadas pueden producirles la muerte.
Si una decisión política provoca la muerte de varios miles de personas, pudiéndose evitar, ¿se podría considerar asesinato?. 
 
 

jueves, 18 de diciembre de 2014

SI TE DICEN QUE ME VAYA


CÉSAR Y CANDELITAS. Foto: Luis J. Martín

Si te dicen que me vaya,
déjame que me entretenga
si me dices que me vaya.
Piensa en que jamás me olvidas
y que me recuerdas siempre
si tu memoria te falla
y te dice que me vaya.
Los olmos de los recuerdos
de los patios y las tapias
desaparecieron todos,
que tu mano en la camilla
con venas como sus ramas
recuerde aquellas caricias
que me hacías si lloraba
y luego con una sonrisa
desvanecías el miedo,
no había rabia canalla.
Que no se haga de noche
en tu cabeza escarchada
y los ecos de tus besos
sean la letra de mis gracias
si tu memoria me olvida
y te dice que me vaya.
Si en el día claro y limpio
o en la tarde oscura y larga,
aunque me tengas delante,
no llegas a ver mi cara,
volveré a contarte todo
siempre que a ti te haga falta
si tus recuerdos se marchan
y te dicen que me vaya.
Cuando no me reconozcas,
si tu memoria me olvida
y te dice que me vaya,
déjame que me despida
para decir que te quiero
para escuchar que me amas,
si te dicen que me vaya.



A mi madre.

Arévalo, febrero de 2014.

Luis José Martín García-Sancho. 

Poema publicado en en nº 61 de La Llanura de Arévalo en junio de 2014
Candelas García-Sancho con Ana y su nieto David en la sillita, con un gran Olmo centenario al fondo en amarillo otoñal. Foto tomada en noviembre de 1986.

viernes, 12 de diciembre de 2014

SALIDA 207


 Luis José Martín García-Sancho
 
Aminoro un poco, hasta que el velocímetro se pone a 110.
Esta área de servicio me pilla a mitad de camino. En un par de horas estaré en casa, así que es el sitio ideal para hacer una parada. Doy el intermitente de la derecha y reduzco a cuarta en el carril de deceleración. Me dirijo a la cafetería. Hay muchos aparcamientos libres, aminoro hasta segunda y, cuando me dispongo a aparcar en batería, un coche que viene de la gasolinera se cuela bruscamente en el sitio que ya había elegido. Tengo que frenar en seco para no colisionar.
Me dispongo a pitar pero pienso que no merece la pena, ha sido un día duro, lo único que quiero es mear, tomar un café, estirar un rato las piernas y llegar a casa cuanto antes. Aparco justo delante de la puerta, desciendo y cierro mientras subo la rampa de la entrada. Coincido con un grupo de personas que salen, me aparto para que pasen y me encamino directamente a los servicios.
Un hombre de mediana edad se seca las manos. Doy las buenas tardes, no obtengo respuesta. Me dirijo a los urinarios y me pongo a mear. Cuando estoy en ello, el aire deja de salir por la tobera y el hombre se va. Cuando me la estoy escurriendo la luz se apaga. Mis ojos tardan un rato en acostumbrarse a la penumbra. Voy despacio hacia los lavabos pero nada, la luz no se enciende, muevo los brazos como saludando a un fantasma, la luz sigue apagada. Me lavo a oscuras y me refresco el rostro con las manos húmedas. Cuando me estoy secando entran un padre y un hijo, la luz se enciende automáticamente. Me quedo mirando el sensor con extrañeza y salgo.
Pido un café con leche en la barra, insisto en que la leche esté templada. El camarero parece asentir pero mira hacia la máquina tragaperras. Me giro un instante, una mujer parece regañar al camarero. Me entretengo un rato mirando una vitrina con llaveros. Cuando vuelvo a la barra encuentro un café humeante, voy a protestar pero el camarero sigue intentando dialogar con la mujer de la máquina tragaperras. Echo un poco de azúcar, tan solo unos granos, doblo el sobre y lo dejo en el plato, agito enérgicamente con la cucharilla, soplo un rato y comienzo a beber a pequeños sorbos.
Una pareja joven se acerca a la barra piden un café con leche y un descafeinado de máquina con leche templada. El camarero deja al instante lo que está haciendo para preparar los cafés. Veo perfectamente como añade un poco de leche fría a la jarra de leche caliente. Los pone con cuidado sobre la barra al lado de la pareja recién llegada.
Acabo el café y pregunto qué se debe. Nada, ni caso, el camarero sigue discutiendo con la mujer de la tragaperras. Insisto sin resultado. Espero un momento intentando no perder la paciencia. En ese instante la pareja pide la cuenta, el camarero se acerca inmediatamente sonriente y dice: “Dos veinte, por favor”, mientras deposita el recibo en la barra. Me quedo mirándole con signos evidentes de enfado. “¿Me cobra, por favor?”. Grito una vez más casi delante de su cara. Pero retoma la discusión con la de la tragaperras.
Iba a dejar un euro con diez en la barra, pero pienso: “Que le den por culo”, y me marcho sin pagar. Antes de llegar a la puerta me giro. Veo a la mujer de la tragaperras agitando la cucharilla en la taza que yo acabo de beber, lo sé por el sobre de azúcar que he dejado doblado en el plato. Me acerco a la puerta pero no se abre, casi me estrello contra el cristal. Retrocedo y vuelvo a intentarlo, nada. Después de realizar el tercer intento, la pareja que ha estado en la barra se aproxima y la puerta se abre automáticamente. Salgo deprisa sin entender nada.
Subo al coche y, como de costumbre, llamo a casa.

- Dígame -contesta Sonia al otro lado.
- Hola cariño –respondo muy contento-, en un par de horas estoy allí. Estoy deseando llegar. Ha sido un día duro y extraño. Ya te contaré.

Un largo silencio me incomoda.

- ¿Cariño? –repito-, ¿estás ahí?
- No tiene gracia –oigo por fin a Sonia enfadada- ¡Richar, ponte un momento!

Por un instante escucho a Sonia hablar con alguien.

- Pero Sonia –insito-, si yo soy Richar.
- No sé quién eres tú –dice una tercera persona- pero te aseguro que Richar soy yo.

Cuelgo estupefacto. En la voz que he escuchado me reconozco a mí mismo.
Entonces, ¿quién soy yo?

Arévalo, a 11 de diciembre de 2014.


 

 

miércoles, 26 de noviembre de 2014

PASEOS EN LA NATURALEZA CERCANA (2)


Rutas contadas en Radio Adaja:

PROPUESTAS PARA NOVIEMBRE:

Lagunas de El Oso:


Laguna de los lavajares y Lavajo Salado:
Laguna de los lavajares. Luis J. Martín

 Otoño en el adaja:
Río Adaja en otoño. Luis J. Martín

 Reserva Natural Lagunas de Villafáfila:
Salina grande desde Otero de Sariegos. Foto Miguel Ángel Madrid.

 

sábado, 22 de noviembre de 2014

INTERINOS

Otoño en el Adaja. Luis J. Martín.
 
        En el campo, el otoño es momento de cambios importantes.

        Me choca mucho cuando nuestros políticos afirman que para paliar la crisis hay que suprimir a los interinos de las instituciones públicas. Seguramente, dos de las más dañadas serán Educación y Sanidad. Tanto en centros públicos de enseñanza: colegios, institutos y universidades, como en centros públicos de asistencia sanitaria, es decir, ambulatorios y hospitales.
        Por lo tanto, es posible que volvamos a ver aulas con más de treinta alumnos en nuestros colegios y listas de espera para consultas o intervenciones quirúrgicas que agoten la paciencia del pobre paciente, nunca mejor dicho. Dicen que lo hacen para ahorrar ante la crisis pero, lo curioso del caso, es que se dan situaciones en las que pacientes, con una determinada dolencia, son citados para hacerse las correspondientes pruebas costosas, o muy costosas, con tal retraso que la dolencia ha desaparecido. Gasto innecesario, entonces, y posible fallo del sistema de prevención.
        Mal vamos.
        En la naturaleza esto no pasa así, cada cual tiene su puesto y todo encaja perfectamente. Tomando como ejemplo el mundo de las aves, las hay que tienen puesto fijo: Estas son las especies sedentarias, también llamadas residentes. Hay otras que sólo “trabajan” durante la primavera y el verano: Se trata de las especies estivales que acuden a esta tierra nuestra a reproducirse para así perpetuar la especie. Cuando las especies estivales nos abandonan, su lugar lo ocupan otras aves que vienen del frío y lejano norte  o de las montañas a pasar el invierno en las campiñas castellanas: Son las especies invernantes.

Grulla común. Dibujo de Anotio Ojeda
 
        Estas especies que no tienen “plaza en propiedad” se pueden considerar como interinas pero, como veremos, sus estancias se suceden y encajan perfectamente. Hay casos muy curiosos en los que el “interino” estival y el invernal ocupan el mismo espacio y utilizan el mismo recurso alimenticio. Por citar un ejemplo: El aguilucho cenizo, llega del continente africano, allá por el mes de marzo/abril y se alimenta de pequeños roedores entre los campos de cereal, dando para ello vuelos rasantes, con los que parece acariciar las mieses con las puntas de sus alas. Entre agosto y septiembre regresa a África. Lo curioso es que cuando el cenizo se va, llega del norte su primo mayor, el aguilucho pálido, que ocupa el mismo territorio y se alimenta también de roedores y con el mismo sistema de vuelo. Este es sólo un ejemplo pero hay decenas de ellos: El cernícalo primilla o el alcotán son sustituidos por el esmerejón. Al bisbita campestre lo reemplaza el bisbita pratense. A las cigüeñas las grullas. Lavandera boyera por lavandera cascadeña. Collalba gris por pinzón real o lúgano…
 
Hembra de aguilucho cenizo. Luis J. Martín

        La avutarda, por ejemplo, se alimenta todo el año de granos, plantas e invertebrados entre las llanuras cerealistas, pero en otoño llega la grulla y, ambas especies, comparten el mismo nicho ecológico y el mismo tipo de alimentación. No hay peleas, ni ceses, ni despidos. Hay campo para todas ellas, no pasa nada. Incluso se suma a este trabajo temporal el ganso común para suplir el espacio dejado por el sisón o el alcaraván que hace poco marcharon a tierras extremeñas. Como podemos comprobar, todo vuelve a encajar de nuevo.

Aguilucho cenizo macho. Dibujo Antonio Ojeda
        Incluso, se da el caso de que algún interino decide hacerse fijo y tampoco pasa nada. La naturaleza es sabia y sabe asimilar todos estos cambios sin inmutarse. Este es el caso, por ejemplo, de la cigüeña blanca. Normalmente, estas simpáticas zancudas, abandonan torres y campanarios, campos, lagunas y ríos a finales de agosto. Pero, últimamente, unas cuantas cigüeñas se resisten a abandonarnos y se quedan en nuestros pueblos y lagunas. Hace ya bastantes años que las torres de Santa María o del Salvador, acogen a alguna cigüeña que se queda a dormir o a descansar en la época en la que sus compañeras han partido hacia África, atravesando el desierto del Sahara en un vuelo épico. Supongo que dirán: “para qué pasar calamidades en tierras tan inhóspitas cuando tenemos asegurada la comida en casa”.
        Algunos ecólogos achacan este cambio en la conducta de las aves migratorias al calentamiento global. La clave, entonces, parece estar en estos “interinos” de la naturaleza. A una gran mayoría nos asalta una duda: Este cambio climático evidente, ¿es producido por el hombre o se trata de un ciclo térmico completamente natural? Sin buscar polémica, me resulta acertada la teoría de que los cambios climáticos se vienen produciendo de forma cíclica desde la noche de los tiempos. Pero, y ahí entramos los humanos, todas las actividades realizadas por la especie humana, especialmente desde finales del siglo XIX, han producido la aceleración del proceso.
        Esto de eliminar interinos para paliar la crisis que pretenden hacernos tragar nuestros políticos, no es más que eso: Un mal trago innecesario. Podemos aprender de las aves, del campo, de la naturaleza. Señores representantes de la voluntad popular, con un poco de colaboración se soluciona: Dos o tres mensualidades sin pagar a todos nuestros políticos y esta maldita crisis se suaviza. Además, sin la necesidad de prescindir de buenos profesionales interinos, convirtiendo en fijos a los mejores para que nuestro sistema sanitario o educativo no se resienta. Igual que lo hacen bisbitas y lavanderas desde hace decenas de miles de años. Antes incluso de que los autodenominados hombres que piensan hubiéramos aparecido sobre esta tierra que nos acoge y que algunas mentes pensantes consideran suya.
        A menudo miramos pero no vemos. Oímos, pero no escuchamos. Respiramos, pero no olemos. Tragamos, pero no saboreamos. Tocamos, pero no acariciamos. Andamos, pero no avanzamos ni un milímetro, más bien retrocedemos. La naturaleza es sabia. Realmente, pienso que nos da cien vueltas. Creemos que dominamos la tierra, pero no es más que un sueño. Porque, en realidad, la tierra no nos pertenece. Al contrario, nosotros pertenecemos a la tierra.
        Es sencillo, aprendamos de ella. 

En Arévalo a 25 de octubre de 2011.
Por: Luis José Martín García-Sancho.
       

Artículo publicado en La Llanura de Arévalo en noviembre de 2011

miércoles, 12 de noviembre de 2014

DUMBO

 

Cuando te cortaban el pelo tenías miedo de que se riesen de tus orejas.
"Yo a mis hijos les pongo esparadrapos para que no se les pongan de soplillo como a ti". Había dicho una tía tuya. Y tú, asomándote a la cuna del pequeño Luis, comprobaste que era cierto, tenía las orejas pegadas a las sienes con esparadrapo.
"Tengo las orejas grandes". Pensabas. "Y la gente se ríe de mí". Y estabas deseando que te creciese el pelo de nuevo para tapar las orejas que a ti te parecían enormes en tu pequeña cabeza. Pero en cuanto el pelo te crecía como para cubrirlas... A Pedro el peluquero. Dumbo, dodo, marciano, se reían tus compañeros, y tú esperando a que te creciera el pelo de nuevo. Nunca conseguiste tener el pelo largo hasta que la cabeza te creció en proporción con las orejas, entonces ya no desentonaban. Aún así, al peinarte te las cubrías sin darte cuenta. Ahora todavía te peinas así y no lamentas que nadie te pusiera esparadrapo en las orejas. Debería ser incomodísimo.
Arévalo, verano de 1982
Luis José Martín García-Sancho.
Fragmento de "El Cuaderno Azul": 17.- Dumbo.

martes, 4 de noviembre de 2014

HUMEDALES

Laguna del Hoyo, El Oso, Ávila. Foto Pepe Rodríguez
 
        Un humedal es un terreno plano, ligeramente deprimido, que suele inundarse total o parcialmente, bien sea por el agua procedente de los afloramientos del acuífero o por el de las precipitaciones.
        En La Tierra de Arévalo estos humedales son de carácter estacional: Sólo se inundan en periodos lluviosos, secándose durante el verano o en épocas de prolongada sequía. Son varios los nombres utilizados para designarlos: laguna, zona húmeda, lavajo, charca, bodón... dependiendo de su extensión o profundidad. Otros nombres o topónimos que también suelen estar relacionados con la presencia de agua superficial son: Regajal, mullidar, fuente, caño, charco, hoya, chorro... o sus derivados.
        En nuestra comarca los pocos humedales que tienen agua de forma permanente, es como consecuencia de la intervención humana. Un buen ejemplo de ello son las Charcas del Águila: Conjunto de nueve Charcas artificiales entre Maello y Sanchidrián, creadas como graveras y que se encuentran por debajo de la capa freática del río Voltoya y raramente se secan. El entorno de una de las dos charcas ubicadas en el término de Sanchidrián, concretamente la de La Almarza, ha sido sensiblemente modificado al encontrarse dentro de un campo del golf de reciente creación, por lo que ha perdido parte de su estado silvestre, lo que ha influido negativamente en su fauna y flora.
Charcas del Águila. Foto Lus J. Martín.
 
        Los humedales de Ávila en general y de La Moraña en particular son hábitats pequeños y, por tanto, muy sensibles a cualquier tipo de alteración:
- Durante las últimas décadas muchos de estos pequeños humedales han ido desapareciendo fagocitados por las tierras de cultivo circundantes o convertidos en vertederos en otros casos.
- Otras zonas húmedas han visto reducida su capacidad de inundación y su extensión al haber sido drenadas durante las concentraciones parcelarias.
- El aumento de regadíos en la comarca durante las últimas décadas ha provocado un acusado descenso del nivel de la capa freática, lo que ha producido la reducción tanto del acuífero superficial como del profundo. Por ello muchas de las lagunas antaño encharcadas en periodos lluviosos no son más que un recuerdo en los ancianos del lugar.
- En otros casos estas zonas húmedas se ven contaminadas por productos agrarios peligrosos o por vertidos de aguas residuales.

Lavajo del Ganso entre tierras de cultivo. Foto Luis J. Martín


        La mayoría de los humedales de La Moraña carecen de protección legal. Sólo cuatro de estas lagunas están reconocidas como tales e incluidas en catálogo de zonas húmedas de interés especial, reconocimiento más formal que efectivo:
- Laguna de los Lavajares (entre Rágama y Horcajo de las Torres): Un buen ejemplo de laguna esteparia de gran importancia ecológica pero en lamentable estado de conservación.


Laguna de los Lavajares. Foto: Luis J. Martín
- Laguna de San Antón: Laguna semiurbana de Adanero.
Laguna de San Atón. Foto. Luis J. Martín

- Laguna del Hoyo, en el Oso, una de las más importantes zonas húmedas de Ávila en la actualidad.
Laguna del Hoyo. Foto: Pepe Rodríguez Matías
- Laguna Redonda, situada en San Juan de la Encinilla, fue uno de los humedales más importantes de Ávila a mediados del siglo pasado  pero, en la actualidad, las obras de acondicionamiento del río Villaflor, el drenaje abusivo al que ha sido sometida y el estado del acuífero impiden que retenga el agua que antaño la hizo merecedora de salir en uno de los programas del excelente naturalista y comunicador Félix Rodríguez de la Fuente. 
Laguna Redonda. Foto, Luis J. Martín

Pese al reducido tamaño de la mayoría de nuestros humedales, estos son sus principales valores:

- Son utilizados por muchas aves durante sus viajes migratorios como lugares de descanso o alimentación.
- Son utilizados por la fauna acuática, tanto sedentaria como invernante, para reproducirse, alimentarse, emparejarse o refugiarse.
Foto J. L. Calleiras

- Son utilizados tanto por la fauna esteparia como bebedero, como por las aves rapaces como cazadero.
- Pese a ser un hábitat que sólo ocupa una superficie cercana al 1% de la comarca, algo más del 50% de las especies de aves han sido observadas en los sotos o humedales. Por lo tanto, poseen un marcado carácter diversificador y enriquecedor de la fauna y flora local.
        Las Zonas Húmedas de La Moraña, a pesar de su valor, no están protegidas. Deberían pertenecer a alguna Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), al menos, los siguientes humedales:
- El conjunto de Charcas del Águila incluida la charca de La Almarza y su entorno.
Charcas del Águila. Foto: Luis J. Martín
 
- El Conjunto de Zonas Húmedas de El Oso-Redonda que también deberían incluir, al menos, otros seis pequeños humedales en un estado lamentable y en serio peligro de desparecer: Lavajo de Ortigosa, laguna del Egido, laguna del Tesoro, lagunas de las Saladas, lavajo de Esteban y laguna del Hoyo de Cabizuela. 
Lavajo de Ortigosa. Foto Juan Antonio Herranz

        Todos los Humedales de la Moraña deberían estar catalogados como Zonas Húmedas de Interés Especial para frenar su degradación y evitar su desaparición. Se debería hacer un proyecto que englobe a todas las zonas húmedas para intentar la recuperación de aquellas que se encuentren en un estado precario o, incluso, de  las que hayan desaparecido del mapa. Sólo una actuación conjunta entre administración, municipios, agricultores, ganaderos, cazadores y grupos ecologistas puede hacer que las láminas de agua vuelvan a brillar bajo la luz del amanecer como antaño.
Lavajo Salado. Foto: Luis J. Martín.
        Casi siempre valoramos más lo que viene de fuera, aquello que quieren enseñarnos, aunque sean muy pocos los que puedan disfrutar de ello. Gran error pensar que lo pequeño, lo humilde, carece de valor por encontrarse cerca. He oído decir a gente que va de experta que los pinares de la Tierra de Arévalo no son bosques, que las lagunas de La Moraña están tocadas de muerte y que ya no se pueden considerar zonas húmedas. Lo cierto es que a lo largo de mi vida he oído muchas tonterías.
        Ojalá que los alegres reclamos de patos, gansos y grullas se sigan escuchando tal y como los escucharon nuestros antepasados. Espero que mis hijos puedan enseñar a mis nietos las bandadas de aves migratorias acudiendo en perfecta formación a estos humedales, mientras cae la tarde, con la luz mágica del ocaso, tal y como yo se lo enseñé a ellos.
 
Arévalo, otoño de 2012
Por: Luis José Martín García-Sancho
Artículo publicado en La Llanura de Arévalo en diciembre de 2012   
 
       

sábado, 1 de noviembre de 2014

PASEOS EN LA NATURALEZA CERCANA (1)

Paseos en la naturaleza cercana:
 

Rutas contadas en Radio Adaja:

Las propuestas para Octubre:



- Río Arevalillo: Presa romana - catedral de las Zorreras:

- Charcas del Águila:
Registro Sonoro: http://www.radioadaja.es/fonoteca/2014-10-07/las-charcas-del-aguila

Todas las fotos son propiedad de Luis J. Martín

sábado, 25 de octubre de 2014

COLUMNAS DE LA PLAZA DEL ARRABAL (1)


COLUMNAS DE LA PLAZA DEL ARRABAL. Arévalo (Ávila).
(PRIMERA PARTE)
Texto y Fotos: Luis José Martín García-Sancho.

foto 1 Columnas de la plaza del Arrabal

1: INTRODUCCIÓN:

El presente reportaje pretende ser un inventario de las columnas existentes en la plaza del Arrabal de Arévalo, localidad situada al norte de la provincia de Ávila y al sur de la comunidad de Castilla y León. En esta primera parte se hace un resumen sobre los diferentes tipos de columnas por su capitel, su fuste, basa o material. En las tres partes siguientes se hace un inventario columna por columna con su ubicación descripción y estado. Estos son los enlaces a las tres partes del inventario:
- SEGUNDA PARTE: http://arevaceos.blogspot.com.es/2014/10/columnas-de-la-plaza-del-arrabal-2.html
- TERCERA PARTE: http://arevaceos.blogspot.com.es/2014/10/columnas-de-la-plaza-del-arrabal-3.html
- CUARTA PARTE: http://arevaceos.blogspot.com.es/2014/10/columnas-de-la-plaza-del-arrabal-4.html

El nombre de Arrabal se debe a que esta plaza y sus calles adyacentes se formaron fuera del casco amurallado de la ciudad de Arévalo, en concreto, hacia el exterior del lienzo sur de la muralla, formada en esta zona por la muralla propiamente dicha, que se extendía desde el Alcocer hasta el Arevalillo por el oeste y hasta el Adaja por el este, adelantada a esta, una antemuralla o barbacana (1) y por delante un gran foso, es decir, la ciudad creció hacia el sur, hacia el arrabal.

Foto 2: vestigios de la antemuralla o barbacana. Por delante se encontraba un foso de 7m.


Según los historiadores, a diferencia de otras villas que aparece el arrabal una vez construida la muralla, en Arévalo cuando se levanta la muralla ya existe el arrabal. Si bien, la formación y crecimiento de esta plaza fue espontáneo y un tanto anárquico, de ahí su extraña forma. Seguramente las primeras construcciones del Arrabal comenzaron en el siglo XII(2) o XIII pero parece que la estructura de la plaza como tal pudo formarse en el siglo XIV(3). Toda la fachada norte se levanta sobre lo que fue el foso de la muralla, cuyo último vestigio fue la parada de postas de la bola gorda, una fuente situada en el interior del foso que servía para hacer los cambios de caballos en los coches de línea y, aunque desaparecido en la década de los cuarenta, la bola gorda todavía se conserva y se puede observar a la altura del nº 1 de la plaza, junto a la farmacia Rogero, muy próxima a su antiguo emplazamiento pero unos seis o siete metros más alta. La parte norte de la plaza se empieza a construir colmatando el foso en el siglo XVI cuando la muralla ya había perdido su carácter defensivo. (1)
foto 3: fuente de la bola gorda

En esta parte de la ciudad se asentaron los artesanos a lo largo de la edad media con su característica organización gremial. De ahí, seguramente, el nombre de algunas de las calles que confluyen en esta bella y austera plaza soportalada, como figones, sombrereros, zapateros o caldereros. Estos soportales, probablemente, se crearon con una finalidad comercial para dar cabida al comercio, al mercado y a la feria, facetas por las que siempre ha destacado Arévalo.
(1) Guerra, R. (2004) Las murallas de Arévalo.
(2) Guerra, R.; Oviedo, C.; Ungría, R.; Delgado, P. y Del Río, P. (1993) Arévalo y su Tierra.
(3) Cervera, L. (1992) Arévalo (Ávila).

2: DESCRIPCIÓN DE LA PLAZA:
La plaza, se puede decir, que tiene forma de diábolo irregular con la parte más estrecha entre los números 4 y 35, es decir entre los edificios del Desireé y Alito, siendo la parte oeste menor que la este. Tiene una superficie de unos 5.800 metros cuadrados con un eje longitudinal este/oeste perfectamente marcado por la carretera de adoquines que la atraviesa y que fue la antigua carretera nacional VI antes de que se hiciera la circunvalación en la década de los setenta.

Figura 1: Superficie de la plaza del Arrabal de Arévalo (Ávila) 

La parte soportalada de la plaza del Arrabal tiene cuatro caras:

- Cara norte: Tiene una longitud de 64 metros y posee 25 columnas desde el nº 4 de la plaza, Desireé, hasta el 8, Gérico: columnas números del 1 al 25.

- Cara este: Tiene una longitud de 33 metros desde la bocacalle de Tello hasta la de Zapateros y posee 12 columnas, desde el nº 12, Estanco, hasta el 17, Oscar: columnas números del 26 al 37.

- Cara suroeste: Tiene una longitud de 90 metros y posee 32 columnas desde el nº 18, Caja Salamanca, hasta el nº 36, Herbay, y, a su vez, costa de tres tramos interrumpidos por las bocacalles de Sombrereros y Canales, de tal manera que el primer tramo va desde la bocacalle de Avanciques hasta la de Sombrereros, el segundo hasta la de canales y el tercero hasta el Bar Pavero. Consta de las columnas números 38 hasta el 69.

- Cara oeste: Tiene una longitud de 35 metros desde la bocacalle de Figones hasta la de San Juan y posee 17 columnas desde el nº 39, Roldán, hasta el nº 45, cajamar, columnas números 70 al 86.

Figura 2: Fachadas con columnas de la plaza del Arrabal de Arévalo.

Son en total 86 columnas, 84 de ellas soportando el soportal y dos más que son elementos decorativos de la portada de un comercio. Casi todas las columnas de la plaza constan de tres partes: capitel, fuste y basa (figura 3), aunque hay 13 que carecen de basa y, en cambio, dos tienen dos capiteles.
 Figura 3: partes de una columna


3: Clasificación de las columnas por:

3.1.Tipos de Capitel: (Tabla I)

- Dórico:
Clásico: 45 capiteles (dos de ellos son dobles)
Foto 4

Con alas: 3 capiteles
Foto 5

- Jónico:
Cuadrado: 10 capiteles (dos de ellos son dobles)
Foto 6
Alargado: 22 capiteles
Foto 7
Simple: 3 capiteles
Foto 8

Sin capitel: 5 columnas

 
TABLA I: Clasificación de las columnas por el tipo de capitel
nº columna
localización
capitel
dórico
 
jónico
clásico
con alas
sin capitel
cuadrado
alargado
simple
1
4-Desiree
 
 
 
 
1
 
2
4-Desiree
 
 
 
 
1
 
3
4-Desiree
 
 
 
 
1
 
4
4-Desiree
1
 
 
 
 
 
5
4-Desiree
1
 
 
 
 
 
6
5-Core
 
 
 
 
1
 
7
5-Core
 
 
 
 
1
 
8
5-Core
 
 
 
 
1
 
9
5-Core
 
 
 
 
1
 
10
6-Delgado
1
 
 
 
 
 
11
6-Delgado
1
 
 
 
 
 
12
6-Delgado
1
 
 
 
 
 
13
6-Delgado
1
 
 
 
 
 
14
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
15
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
16
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
17
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
18
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
19
7-M.Soto
1
 
 
 
 
 
20
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
21
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
22
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
23
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
24
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
25
8-Gérico
1
 
 
 
 
 
26
12-Estanco
1
 
 
 
 
 
27
12-Estanco
1
 
 
 
 
 
28
13-Cid
1
 
 
 
 
 
29
13-Cid
1
 
 
 
 
 
30
13-Cid
1
 
 
 
 
 
31
14-15-Castilla-Miejas
 
 
 
 
 
1
32
15-Miejas
 
 
 
 
 
1
33
16-Álvarez
 
 
1
 
 
 
34
16-Álvarez
 
 
1
 
 
 
35
16-Álvarez
 
 
1
 
 
 
36
17-Óscar
 
 
1
 
 
 
37
17-Óscar
 
 
1
 
 
 
38
18-Caja
1
 
 
 
 
 
39
19-Frutería
1
 
 
 
 
 
40
19-20-Frut.-Loana
 
 
 
1
 
 
41
20-Loana
 
 
 
1
 
 
42
21-Calabrés
 
1
 
 
 
 
43
21-22-Calab.-Oviedo
1
 
 
 
 
 
44
22-23-Ovied.-Chanín
 
 
 
 
1
 
45
23-Chanín
 
 
 
 
1
 
46
24-25-Tejedor
 
 
 
 
1
 
47
25-26-Tej.-Ferrero
 
1
 
 
 
 
48
26-Ferrero
1
 
 
 
 
 
49
26-Ferrero
 
1
 
 
 
 
50
26-Ferrero
1
 
 
 
 
 
51
26B-Sanz
 
 
 
 
1
 
52
27-del Río
 
 
 
 
1
 
53
27-28-d.Río-Domingo
 
 
 
 
1
 
54
28-Domingo
 
 
 
 
1
 
55
28-Domingo
 
 
 
1
 
 
56
29-Domingo
 
 
 
1
 
 
57
30-Bankia
1
 
 
 
 
 
58
30-Bankia
1
 
 
 
 
 
59
30-Bankia
1
 
 
 
 
 
60
30-Bankia
1
 
 
 
 
 
61
32-Avenida
 
 
 
 
1
 
62
32-Avenida
1
 
 
 
 
 
63
34-Avenida
 
 
 
 
1
 
64
34-Avenida
1
 
 
 
 
 
65
35-Prieto
 
 
 
 
1
 
66
35-Prieto
 
 
 
 
1
 
67
36-Herbay
1
 
 
 
 
 
68
36-Herbay
1
 
 
 
 
 
69
36-Herbay
1
 
 
 
 
 
70
39-Roldán
 
 
 
1
 
 
71
39-Roldán
1
 
 
 
 
 
72
39-40-Roldán
1
 
 
 
 
 
73
40-41-Vitage
1
 
 
 
 
 
74
41-Vitage
 
 
 
 
1
 
75
41-42-Almacén
 
 
 
 
 
1
76
42-43-Almacén
 
 
 
 
1
 
77
43-44-Muriel
 
 
 
 
1
 
78
44-ramos
 
 
 
1
 
 
79
44-45-Ramos-Cajamar
1
 
 
1
 
 
80
45-Cajamar
1
 
 
 
 
 
81
45-Cajamar
1
 
 
 
 
 
82
45-Cajamar
1
 
 
1
 
 
83
45-Cajamar
 
 
 
 
1
 
84
45-Cajamar
1
 
 
 
 
 
85
42-Almacén
 
 
 
1
 
 
86
42-Almacén
 
 
 
1
 
 
TOTAL
45
3
5
10
22
3
columna
localización
clásico
con alas
sin capitel
cuadrado
alargado
simple
 
 
dórico
 
jónico
 
 
capitel
86
TOTAL
88


3.2.: Tipos de fuste: (tabla II)

Cilíndrico: 76 fustes
Foto 9

Cuadrangular: 9 fustes
Foto 10

Pentagonal: 1 fuste
Foto 11
TABLA II: Clasificación de las columnas por el tipo de fuste
nº columna
localización
fuste
 
 
cilíndrico
cuadrangular
pentagonal
 
1
4-Desiree
1
 
 
 
2
4-Desiree
1
 
 
 
3
4-Desiree
1
 
 
 
4
4-Desiree
1
 
 
 
5
4-Desiree
1
 
 
 
6
5-Core
1
 
 
 
7
5-Core
1
 
 
 
8
5-Core
1
 
 
 
9
5-Core
1
 
 
 
10
6-Delgado
1
 
 
 
11
6-Delgado
1
 
 
 
12
6-Delgado
1
 
 
 
13
6-Delgado
1
 
 
 
14
7-M.Soto
1
 
 
 
15
7-M.Soto
1
 
 
 
16
7-M.Soto
1
 
 
 
17
7-M.Soto
1
 
 
 
18
7-M.Soto
1
 
 
 
19
7-M.Soto
1
 
 
 
20
8-Gérico
1
 
 
 
21
8-Gérico
1
 
 
 
22
8-Gérico
1
 
 
 
23
8-Gérico
1
 
 
 
24
8-Gérico
1
 
 
 
25
8-Gérico
1
 
 
 
26
12-Estanco
 
1
 
 
27
12-Estanco
 
1
 
 
28
13-Cid
 
1
 
 
29
13-Cid
 
1
 
 
30
13-Cid
 
1
 
 
31
14-15-Castilla-Miejas
1
 
 
 
32
15-Miejas
1
 
 
 
33
16-Álvarez
 
1
 
 
34
16-Álvarez
 
1
 
 
35
16-Álvarez
 
1
 
 
36
17-Óscar
 
1
 
 
37
17-Óscar
 
 
1
 
38
18-Caja
1
 
 
 
39
19-Frutería
1
 
 
 
40
19-20-Frut.-Loana
1
 
 
 
41
20-Loana
1
 
 
 
42
21-Calabrés
1
 
 
 
43
21-22-Calab.-Oviedo
1
 
 
 
44
22-23-Ovied.-Chanín
1
 
 
 
45
23-Chanín
1
 
 
 
46
24-25-Tejedor
1
 
 
 
47
25-26-Tej.-Ferrero
1
 
 
 
48
26-Ferrero
1
 
 
 
49
26-Ferrero
1
 
 
 
50
26-Ferrero
1
 
 
 
51
26B-Sanz
1
 
 
 
52
27-del Río
1
 
 
 
53
27-28-d.Río-Domingo
1
 
 
 
54
28-Domingo
1
 
 
 
55
28-Domingo
1
 
 
 
56
29-Domingo
1
 
 
 
57
30-Bankia
1
 
 
 
58
30-Bankia
1
 
 
 
59
30-Bankia
1
 
 
 
60
30-Bankia
1
 
 
 
61
32-Avenida
1
 
 
 
62
32-Avenida
1
 
 
 
63
34-Avenida
1
 
 
 
64
34-Avenida
1
 
 
 
65
35-Prieto
1
 
 
 
66
35-Prieto
1
 
 
 
67
36-Herbay
1
 
 
 
68
36-Herbay
1
 
 
 
69
36-Herbay
1
 
 
 
70
39-Roldán
1
 
 
 
71
39-Roldán
1
 
 
 
72
39-40-Roldán
1
 
 
 
73
40-41-Vitage
1
 
 
 
74
41-Vitage
1
 
 
 
75
41-42-Almacén
1
 
 
 
76
42-43-Almacén
1
 
 
 
77
43-44-Muriel
1
 
 
 
78
44-ramos
1
 
 
 
79
44-45-Ramos-Cajamar
1
 
 
 
80
45-Cajamar
1
 
 
 
81
45-Cajamar
1
 
 
 
82
45-Cajamar
1
 
 
 
83
45-Cajamar
1
 
 
 
84
45-Cajamar
1
 
 
 
85
42-Almacén
1
 
 
 
86
42-Almacén
1
 
 
 
TOTAL
76
9
1
 
nº columna
localización
cilíndrico
cuadrangular
pentagonal
 
 
 
fuste
 
 
 
 
86
TOTAL
86
 

3.3.: Tipos de Basa (tabla III)
Cúbica: 55 basas
Foto 12
Cilíndrica: 8 basas
Foto 13
Piramidal / Cónica: 12 basas
Foto 14

Sin basa: 11 columnas
TABLA III: Clasificación de las columnas por el tipo de basa
nº columna
localización
basa
cúbica
cilíndrica
piramidal/cónica
sin basa
1
4-Desiree
1
 
 
 
2
4-Desiree
1
 
 
 
3
4-Desiree
1
 
 
 
4
4-Desiree
1
 
 
 
5
4-Desiree
1
 
 
 
6
5-Core
1
 
 
 
7
5-Core
1
 
 
 
8
5-Core
 
1
 
 
9
5-Core
 
1
 
 
10
6-Delgado
1
 
 
 
11
6-Delgado
1
 
 
 
12
6-Delgado
1
 
 
 
13
6-Delgado
1
 
 
 
14
7-M.Soto
1
 
 
 
15
7-M.Soto
1
 
 
 
16
7-M.Soto
1
 
 
 
17
7-M.Soto
1
 
 
 
18
7-M.Soto
1
 
 
 
19
7-M.Soto
1
 
 
 
20
8-Gérico
1
 
 
 
21
8-Gérico
1
 
 
 
22
8-Gérico
1
 
 
 
23
8-Gérico
1
 
 
 
24
8-Gérico
1
 
 
 
25
8-Gérico
1
 
 
 
26
12-Estanco
 
 
 
1
27
12-Estanco
1
 
 
 
28
13-Cid
1
 
 
 
29
13-Cid
1
 
 
 
30
13-Cid
 
 
 
1
31
14-15-Castilla-Miejas
 
 
 
32
15-Miejas
 
 1
 
 
33
16-Álvarez
 
 
 
1
34
16-Álvarez
 
 
 
1
35
16-Álvarez
 
 
 
1
36
17-Óscar
 
 
 
1
37
17-Óscar
 
 
 
1
38
18-Caja
1
 
 
 
39
19-Frutería
1
 
 
 
40
19-20-Frut.-Loana
 
1
 
 
41
20-Loana
 
 
1
 
42
21-Calabrés
 
 
1
 
43
21-22-Calab.-Oviedo
 
 
1
 
44
22-23-Ovied.-Chanín
 
 
1
 
45
23-Chanín
 
 
1
 
46
24-25-Tejedor
 
 
1
 
47
25-26-Tej.-Ferrero
1
 
 
 
48
26-Ferrero
 
 
1
 
49
26-Ferrero
 
 
1
 
50
26-Ferrero
 
 
1
 
51
26B-Sanz
1
 
 
 
52
27-del Río
1
 
 
 
53
27-28-d.Río-Domingo
1
 
 
 
54
28-Domingo
1
 
 
 
55
28-Domingo
 
 
 
1
56
29-Domingo
 
1
 
 
57
30-Bankia
1
 
 
 
58
30-Bankia
1
 
 
 
59
30-Bankia
1
 
 
 
60
30-Bankia
1
 
 
 
61
32-Avenida
1
 
 
 
62
32-Avenida
1
 
 
 
63
34-Avenida
 
1
 
 
64
34-Avenida
 
 
1
 
65
35-Prieto
 
 
1
 
66
35-Prieto
1
 
 
 
67
36-Herbay
1
 
 
 
68
36-Herbay
1
 
 
 
69
36-Herbay
1
 
 
 
70
39-Roldán
 
 
 
1
71
39-Roldán
1
 
 
 
72
39-40-Roldán
 
1
 
 
73
40-41-Vitage
1
 
 
 
74
41-Vitage
1
 
 
 
75
41-42-Almacén
1
 
 
 
76
42-43-Almacén
1
 
 
 
77
43-44-Muriel
1
 
 
 
78
44-ramos
 
 
1
 
79
44-45-Ramos-Cajamar
1
 
 
 
80
45-Cajamar
1
 
 
 
81
45-Cajamar
1
 
 
 
82
45-Cajamar
1
 
 
 
83
45-Cajamar
 
 
 
1
84
45-Cajamar
 
 
 
1
85
42-Almacén
1
 
 
 
86
42-Almacén
1
 
 
 
TOTAL
56
7
12
11
nº columna
localización
cúbica
cilíndrica
piramidal/cónica
sin basa
 
 
basa
 
 
86
TOTAL
86
 
3.4.: Tipo de material: (tabla IV)
Granito: 73 columnas
Foto 15

Ladrillo enfoscado: 5 columnas
Foto 16

Madera: 2 columnas
Foto 17

Mixta: granito y madera: 1 columna. Ladrillo y granito: 5
Foto 18 y 19 

 
TABLA IV: Clasificación de las columnas por el tipo de material
nº columna
localización
material
granito
madera
ladrillo
mixto
1
4-Desiree
1
 
 
 
2
4-Desiree
1
 
 
 
3
4-Desiree
1
 
 
 
4
4-Desiree
1
 
 
 
5
4-Desiree
1
 
 
 
6
5-Core
1
 
 
 
7
5-Core
1
 
 
 
8
5-Core
1
 
 
 
9
5-Core
1
 
 
 
10
6-Delgado
1
 
 
 
11
6-Delgado
1
 
 
 
12
6-Delgado
1
 
 
 
13
6-Delgado
1
 
 
 
14
7-M.Soto
1
 
 
 
15
7-M.Soto
1
 
 
 
16
7-M.Soto
1
 
 
 
17
7-M.Soto
1
 
 
 
18
7-M.Soto
1
 
 
 
19
7-M.Soto
1
 
 
 
20
8-Gérico
1
 
 
 
21
8-Gérico
1
 
 
 
22
8-Gérico
1
 
 
 
23
8-Gérico
1
 
 
 
24
8-Gérico
1
 
 
 
25
8-Gérico
1
 
 
 
26
12-Estanco
 
 
1
 
27
12-Estanco
 
 
1
 
28
13-Cid
 
 
1
 
29
13-Cid
 
 
1
 
30
13-Cid
 
 
1
 
31
14-15-Castilla-Miejas
 
1
 
 
32
15-Miejas
 
1
 
 
33
16-Álvarez
 
 
 
1
34
16-Álvarez
 
 
 
1
35
16-Álvarez
 
 
 
1
36
17-Óscar
 
 
 
1
37
17-Óscar
 
 
 
1
38
18-Caja
1
 
 
 
39
19-Frutería
1
 
 
 
40
19-20-Frut.-Loana
1
 
 
 
41
20-Loana
1
 
 
 
42
21-Calabrés
1
 
 
 
43
21-22-Calab.-Oviedo
1
 
 
 
44
22-23-Ovied.-Chanín
1
 
 
 
45
23-Chanín
1
 
 
 
46
24-25-Tejedor
1
 
 
 
47
25-26-Tej.-Ferrero
1
 
 
 
48
26-Ferrero
1
 
 
 
49
26-Ferrero
1
 
 
 
50
26-Ferrero
1
 
 
 
51
26B-Sanz
1
 
 
 
52
27-del Río
1
 
 
 
53
27-28-d.Río-Domingo
 
 
 
1
54
28-Domingo
1
 
 
 
55
28-Domingo
1
 
 
 
56
29-Domingo
1
 
 
 
57
30-Bankia
1
 
 
 
58
30-Bankia
1
 
 
 
59
30-Bankia
1
 
 
 
60
30-Bankia
1
 
 
 
61
32-Avenida
1
 
 
 
62
32-Avenida
1
 
 
 
63
34-Avenida
1
 
 
 
64
34-Avenida
1
 
 
 
65
35-Prieto
1
 
 
 
66
35-Prieto
1
 
 
 
67
36-Herbay
1
 
 
 
68
36-Herbay
1
 
 
 
69
36-Herbay
1
 
 
 
70
39-Roldán
1
 
 
 
71
39-Roldán
1
 
 
 
72
39-40-Roldán
1
 
 
 
73
40-41-Vitage
1
 
 
 
74
41-Vitage
1
 
 
 
75
41-42-Almacén
1
 
 
 
76
42-43-Almacén
1
 
 
 
77
43-44-Muriel
1
 
 
 
78
44-ramos
1
 
 
 
79
44-45-Ramos-Cajamar
1
 
 
 
80
45-Cajamar
1
 
 
 
81
45-Cajamar
1
 
 
 
82
45-Cajamar
1
 
 
 
83
45-Cajamar
1
 
 
 
84
45-Cajamar
1
 
 
 
85
42-Almacén
1
 
 
 
86
42-Almacén
1
 
 
 
TOTAL
73
2
5
6
nº columna
localización
granito
madera
ladrillo
mixto
 
 
material
 
 
86
TOTAL
86


REPORTAJE EN CUATRO PARTES.
SIGUE EN LA SEGUNDA PARTE:
INVENTARIO FOTOGRÁFICO DE CADA COLUMNA.
ENLACE A LA SEGUNDA PARTE:
http://arevaceos.blogspot.com.es/2014/10/columnas-de-la-plaza-del-arrabal-2.html

TODAS LAS FOTOS SON PROPIEDAD DE LUIS J. MARTÍN.