jueves, 26 de abril de 2012

JUICIO CIUDAD DEL GOLF

COMUNICADO DE PRENSA

26 de abril de 2012

En la causa penal que se sigue por el escándalo urbanístico de la “Ciudad del Golf”

LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE AVILA FIJA PARA EL 23 DE MAYO

EL COMIENZO DEL JUICIO ORAL CONTRA EL ALCALDE Y EL SECRETARIO DEL AYUNTAMIENTO DE LAS NAVAS DEL MARQUÉS Y EL PROMOTOR DE LA MACRO- URBANIZACIÓN “CIUDAD DEL GOLF”

Mediante Providencia de fecha 19 de abril, la Audiencia Provincial de Ávila ha señalado el comienzo de las sesiones del juicio oral contra el alcalde de Las Navas del Marqués, el Secretario de ese Ayuntamiento y el gerente de la empresa constructora de la macrourbanización denominada la “Ciudad del Golf” que, vulnerando la normativa vigente, pretendió construirse en una zona medioambientalmente protegida de ese municipio abulense. Así pues, el juicio oral se iniciará el miércoles 23 de mayo de 2012 a las 10:00 horas, y tendrá lugar en la Sala de Audiencia de este órgano judicial.
Se sentarán en el banquillo, acusados de un presunto delito continuado de prevaricación genérica:
* Gerardo Pérez García, Alcalde de Las Navas del Marqués y Consejero Delegado y Presidente de Montes de Las Navas, S.A;
* Carlos de la Vega Bermejo, Secretario del Ayuntamiento de Las Navas y Consejero-Director General de Montes de Las Navas, S.A;
* Francisco Gómez Hernández, representante legal y gerente de "Residencial Aguas Nuevas, S.L.", promotora de la macro urbanización, que llevó a cabo la tala de más de 2.000 pinos en octubre de 2006, justo después de conocerse que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León había declarado nula la reclasificación a urbanizable de los terrenos protegidos, imposibilitando así la realización de todo el proyecto.

En el caso de Las Navas del Marqués, hay que recordar que se investiga la aprobación de la urbanización de 215 hectáreas de terrenos pertenecientes a la Red Natura 2000 de la Unión Europea (al ser parte de un Lugar de Importancia Comunitaria, LIC, y de una Zona de Especial Protección para las Aves, ZEPA) y a los ámbitos de los Planes de Recuperación del Águila Imperial y la Cigüeña Negra en Castilla y León, afectando a un Área Crítica para esta última especie, que fue modificada para acomodar el proyecto e incluir sus 1.600 viviendas, dos campos de golf y un hotel.

Por otro lado, en el mismo caso de la “Ciudad del Golf”, sigue en marcha otro procedimiento penal que se está tramitando en el Juzgado de Instrucción nº 3 de Valladolid en el que están encausados cinco altos cargos y técnicos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León que participaron en la aprobación del proyecto urbanístico “Ciudad del Golf” en Las Navas del Marqués.

Los técnicos afectados son el actual Director General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz Sanz, su antecesor en el cargo y hoy Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de León, Mariano Torre Antón, el actual coordinador de servicios de la Dirección General de Medio Natural José Ignacio Molina García, el entonces Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, Juan Manuel Pardo Ontoria, y el Jefe de la Sección de Espacios Naturales y Especies Protegidas de este último Servicio, Sabas Yagüe Bosch. Todos ellos se enfrentan a los presuntos delitos de prevaricación y falsedad.

Mediante Auto de 16 de enero de 2012, la Audiencia Provincial de Valladolid, tras estimar los Recursos de Apelación interpuestos por el Ministerio Fiscal y por Ecologistas en Acción de Castilla y León y la Asociación Centaurea, revocó el archivo previamente decretado por el Juzgado nro. 3 de Valladolid que instruye la causa, y ordena a éste “al dictado del Auto de Transformación de las Diligencias en Procedimiento Abreviado contra las personas  que aparecen como imputadas en esta causa [las citadas en el párrafo anterior].

En dicho Auto, la Audiencia Provincial de Valladolid estimó que “pudo ser delictiva la conducta de los distintos funcionarios que intervinieron en el alumbramiento de la citada DIA [Declaración de Impacto Ambiental], esencial para que se pudiera producir el cambio de calificación urbanística declarado ilegal por la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, ‘al no respetar...y sobre todo al hacer ilusorias las medidas de conservación y protección que correspondía aplicar a dicha zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y Zona de Importancia para la Cigüeña Negra’”.

Las organizaciones demandantes muestran su satisfacción por estas decisiones judiciales y, en concreto, por el próximo inicio del juicio oral en la Audiencia Provincial de Ávila. Cabe recordar que han transcurrido ya más de 5 años desde que el 13 de noviembre de 2006 las organizaciones Centaurea, CC.OO. de Ávila, WWF/Adena, SEO/BirdLife, Amigos de la Tierra, Greenpeace, Ecologistas en Acción de Castilla y León, Cantueso y Grama, presentaran una denuncia penal sobre el conjunto de ilegalidades e irregularidades cometidas en el trámite administrativo del proyecto de macrourbanización “Ciudad del Golf” en Las Navas del Marqués (Ávila). Mediante providencia de fecha 14 de noviembre de 2006, el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Ávila aceptaba la denuncia e iniciaba la investigación de este caso.

FIN DE COMUNICADO

Para más información:
- Carlos Bravo (Centaurea)
Carlos Tomás Rodriguez (Unión Sindical de CC.OO. Avila)

lunes, 23 de abril de 2012

HOY HE ESTADO EN EL PINAR


Definiciones de pinar:


¿Qué es un pinar?


- Un lugar lleno de arena para ser utilizada en las obras.


- Una gravera con árboles a los que es necesario talar.


- Una urbanización en la que sobran el 95% de los pinos.


- Un campo de golf en el que hay que eliminar los pinos que tapan calles y greens.


- Un pinar no es un bosque, es un monocultivo de pinos con un rendimiento despreciable.


- Un espacio degradado que obstaculiza el desarrollo del medio rural.


            He tenido que oír y sufrir todas estas tonterías durante la fiebre del ladrillo en boca de políticos corruptos o ciegos y técnicos de medio ambiente ineptos y obedientes. Afortunadamente, el tiempo pone las cosas en su sitio y a algunos corruptores en la ruina, moral y económica. Aunque siempre se salvan políticos y técnicos pues nunca responden por sus malos actos o por su ineficiente gestión.

            La crisis y el elevado precio del oro negro han hecho que las gentes vuelvan a mirar al pinar como antes, como siempre. Como un bosque lleno de vida pero también de recursos que, explotados racionalmente, proporcionan beneficios y mano de obra y, por tanto, riqueza a aquellos municipios que sepan mirar al pinar con unos ojos distintos a los de la destrucción.

            El pinar es un bosque. No estorba a nadie. Al contrario, bien gestionado, genera beneficios tangibles en forma de dinero y otros beneficios a los que es difícil cuantificar y no porque carezcan de valor, sino porque su valor es incalculable, en forma de agua, diversidad ecológica, aire puro... VIDA con mayúsculas. Como dijeron Cervantes y Machado: "Todo necio confunde valor y precio".

            Hoy he estado en el pinar. Se vuelve a resinar. Parece que ha renacido una actividad que estaba olvidada y que, no hace mucho, produjo cuantiosos beneficios en varios municipios de la Tierra de Arévalo. Mientras tanto, los necios que dirían Cervantes y Machado, aquellos políticos ciegos y técnicos ineptos siguen ocupando los mismos puestos. No han pagado por su ineficacia. No han reconocido su error, no han pedido perdón, no han dimitido.
           No hay nada mejor para encender la lumbre que las serojas.

En Arévalo a 22 de abril de 2012
texto y fotos: Luis José Martín García-Sancho
ENLACES RELACIONADOS:
- EN EL BOSQUE HERIDO:

domingo, 22 de abril de 2012

POR LAS MIESES DE OTAR

            - Corre María, corre que viene –grita David a su hermana, viendo que su padre corre hacía ellos mordiéndose  la lengua.
            - Deja a los niños en paz –regaña Ana a Luis-.  Bastante es que te aguanten tanto tiempo mirando por el telescopio.
            - Les dije que jugaran con el balón sin salirse de ese rastrojo –protesta Luis–. Y no sólo se han salido sino que se han acercado tanto a las avutardas que las han espantado. El gran macho cojo estaba copulando con una hembra en ese momento. Joder Ana, era la primera que veía. Ya sabes que es casi imposible contemplar una cópula de avutarda. Parece que el cabrón de tu hijo lo hace a mala leche. No te acerques, pues ¡zas!, todo lo contrario. Y encima era el macho cojo, el más grande y espectacular.
            - Qué quieres, son pequeños, no se dan cuenta. No puedes tener a unos niños dos horas en un rastrojo y pretender encima que no se muevan de ahí -sentencia Ana sabiamente.

 machos de avutarda (Foto: David Pascual)

            La primavera no ha hecho más que empezar. Los machos de avutarda nos vestimos con nuestras mejores galas. Desde mi territorio, observo a Tardón con recelo. Sé que desde la pequeña loma donde le gusta mostrarse, mira a mi predio con envidia. Sabe que las hembras tienen más querencia por este terreno sobre la amplia hondonada en el que me exhibo desde hace más de diez años.
            Muchos son los que han intentado expulsarme, pero jamás han resistido en la pelea y han huido por patas. A pesar de mi cojera, producida por un choque fortuito con un alambre de espino que me fracturó un dedo de mi pata derecha, mi tamaño y complexión disuaden a cualquier rival de retarme. Sé que otros machos desean mi predio entre los interminables sembrados de cereales, por eso no puedo flaquear. He de mostrarme grande, fuerte, poderoso. Aunque ya noto como las fuerzas comienzan a aflojar. Pero el prestigio ganado en numerosas lides de juventud me protege. A pesar de todo, he de reconocer que Tardón es bueno. En una de sus múltiples peleas, estuvo más de media hora enganchado pico con pico con su rival, dando vueltas con el plumaje ahuecado, hasta que le hizo huir. Afortunadamente todavía respetan al gran Otar el cojo, que así es como me conocen.
macho de avutarda en plumaje de celo (Foto: David Pascual)
            Las hembras pastan apaciblemente entre la cebada. Parece que pasan de mí, pero sé que me miran entre los incipientes tallos verdes, disimulando, como si no fuera con ellas. Así que me pongo manos a la obra. He de convertir mi plumaje, mimético y de tonos ocres con el que paso desapercibido, en algo llamativo, visible a gran distancia, así que comienzo la transformación: levanto y abro la cola, erizo mis bigotes, echo la cabeza hacia el dorso, inflo el cuello hasta el pecho como si fuera un globo, ahueco todo mi plumaje, entreabro las alas y doy la vuelta las plumas, que por debajo son blancas. Parezco otro, doy el aspecto de una enorme bola de plumas blancas.  Seguro que un gran número de hembras se están fijando en mí con su aparente desinterés.
hembra de avutarda (Foto: Pedro trejo)

            Tengo que atraer a cuantas más mejor, para que muchos pollos lleven mis genes de gran avutarda. Así que agito el plumaje para hacerlo mas visual, girando lentamente. En esto consiste el celo, lo llamamos rueda. En un par de días esas hembras, que parecen completamente ajenas a mis exhibiciones, comenzarán a acercarse a mi predio en esta gran parcela de cebada. Y tendré que ir copulando con todas aquellas que requieran de mis servicios. Mi favorita es Otina una hembra fuerte y experta que me eligió desde el primer año. Siempre ha sido así, son ellas las que eligen. Podrían elegir a cualquier otro macho pero hasta ahora, casi todos los años, en torno a una veintena de estas pequeñas hembras me eligen a mí. Y digo pequeñas no porque las menosprecie, si no porque prácticamente quintuplico en peso a casi todas ellas. Ninguna de mis amadas hembras pasa de los cuatro kilos, sin embargo yo ando cerca de los dieciocho. Por ello tengo un récord absoluto, al ser el animal más pesado del planeta capaz de volar. Cuando vuelo, mis aleteos son lentos pero poderosos, con una envergadura que supera los dos metros y medio.

Macho haciendo la Rueda obsevado por una hembra
            Una vez que una hembra ha copulado conmigo, se aleja solitaria para poner de dos a cuatro huevos en una pequeña depresión sobre el suelo, entre los sembrados. Yo no colaboro, tengo que continuar defendiendo mi terreno y atendiendo a todas las hembras que  sigan demandando mi labor de semental, incluso algunas hembras vuelven porque han perdido la puesta. Por tanto mis ocasionales amantes, empollan y crían solas a las nuevas avutardas. Mis hijos nada más eclosionar, abandonan el nido y siguen a la madre andando allá donde vaya. Y yo, con mi solemne cojera, me iré a reunir con los machos de otros territorios en algún sembrado de girasol, para reponer fuerzas con sus ricos y nutritivos brotes.
(Foto: Tascón)

(Foto: David Pascual)
            Acaba mayo, Luis, esta vez sólo, busca avutardas entre los sembrados. En un barbecho próximo al camino, llama su atención un bulto inerte entre blanco y ocre y un gran número de plumas dispersas. Parece un ave muerta, tal vez haya chocado contra el tendido eléctrico cercano. Al acercarse, varias plumas pegadas a uno de los cables, indican el punto exacto del mortal impacto. El cadáver es de avutarda, huele a rayos, es un macho adulto, y muy grande por la envergadura de una de las alas abiertas que es agitada levemente por el suave aire de la mañana. Le da la vuelta para intentar ver el punto del golpe. Tiene el cuello y el pecho destrozados. La avutarda tiene también el dedo central de su pata derecha convertido en un muñón, seguramente por otro accidente ocurrido años atrás, esta lesión le debió hacer cojear en vida… Entonces se da cuenta.

            Una mano metálica, casi invisible, ha ganado al viejo macho en desigual pelea. Al año siguiente Tardón se exhibe entre las mieses ubicadas sobre la amplia hondonada. Mira con recelo a Dido, uno de los hijos de Otina y del gran Otar, que ha ocupado la pequeña loma. Infla el pecho, ahueca el plumaje, levanta la cola…
(Dibujo: Antonio Ojea)

En Arévalo a 20 de enero de 2010.

Dedicado a David, María y Ana por su paciencia infinita.

Publicado en La Llanura de Arévalo nº 11
Por: Luis José Martín García-Sancho
 
 
Enlaces realcionados:
- La Avutarda (Otis tarda) en Ávila y Madrigal-Peñaranda
http://arevaceos.blogspot.com.es/2014/01/la-avutarda-en-avila-y-madrigal.html
- El Vuelo de las ovejas:
- Alimentación de la Avutarda (Otis tarda) al sur del Duero:

martes, 17 de abril de 2012

EL REY TEMBO

        Dicen que aquel que afirme que Simba es el rey de África es porque no conoce realmente a Tembo. Nadie se atreve a hacerle frente. Cuando Tembo se acerca al agua, Simba se aparta con el rabo entre las piernas y Mamba se sale apresuradamente.

         Desde que Tembo derrotó al viejo Goliat, nadie se atreve con él. Lo sabe y se siente seguro. A menudo levanta la trompa y abre las orejas para captar los aromas y los sonidos propagados por el viento. Es muy probable que este año varias hembras entren en celo y no quiere que nadie se le adelante. Ya ha observado a otros machos acercándose al delta donde los grupos familiares empiezan a concentrarse. Debe estar alerta para que su posición no se resienta.

         Tembo es un coloso. Mide cuatro metros de alto, siete de largo y pesa más de siete toneladas. A sus cuarenta y cinco años sabe todo lo que debe saber un elefante. Acaba de cambiar por segunda vez sus molares lo que le proporciona una alimentación rica y variada. Camina orgulloso entre las acacias, arrancando sus espinosas ramas para masticarlas con calma. Luego se dirige hasta las charcas de agua, aunque para ello tenga que recorrer decenas de kilómetros cada día.
  
              Un líquido viscoso empieza a deslizarse pos sus sienes porque está comenzando su periodo de must. Cada día que pasa está más deseoso de encontrar hembras en celo. El año pasado, con la sequía, tuvo que conformarse con la vieja matriaca del clan del desierto. Pero este año el aire le trae buenos presagios. Seguro que encontrará a muchas hembras dispuestas a aparearse con él cuando llegue al delta. Coge la fina arena de la sabana son su trompa y se la esparce por todo el cuerpo para que su piel esté saludable y libre de parásitos.

         De pronto se oye un estampido. Tembo se tambalea pero se dirige con las orejas abiertas y la trompa sobre el pecho hacia el grupo de acacias de donde ha salido el disparo. Cuando está muy cerca se oyen otras tres detonaciones procedentes de dos potentes rifles de caza mayor. El gigante vuelve a tambalearse durante unos instantes y, finalmente, cae pesadamente sobre su costado derecho, levantando una densa nube de polvo.
De iquierda a derecha: Tembo, Jeff Rann, Juan Carlos I rey de España y, nuevamente, Tembo.
         Al cabo de un rato una pala traslada el cuerpo del elefante hasta una de las acacias y le colocan como si estuviera tumbado con la poderosa trompa apoyada sobre el árbol. Necesitan a más veinte personas para colocarlo en esa postura. Después Jeff Rann, organizador de la cacería, y el jefe de estado de un país europeo con más cinco millones de parados, posan sonrientes con las armas entre sus brazos junto a Tembo, el verdadero rey de África.         
        Jeff Rann se ha hecho tremendamente rico organizando cacerías de animales protegidos, que muy pocas personas pueden pagar, en aquellos países donde aún se permite cazarlos. En el caso del elefante africano, su caza está prohibida en todo el continente salvo en cuatro países: Sudáfrica, Namibia, Zimbabue y Botsuana. Mientras que la mayoría de los parques nacionales africanos colaboran y trasladan a lugares donde el animal es escaso los ejemplares sobrantes de una determinada reserva, en estos cuatro países optan por darlos muerte.
          Este magnate estadounidense se ha enriquecido con este tipo de safaris, ya que cobra a clientes caprichosos como Juan Carlos de Borbón la friolera de 37.000 euros por derribar a un coloso como Tembo, el auténtico rey de la sabana africana hasta que un reyecillo se lo cargó.

miércoles, 11 de abril de 2012

POR UNAS CUESTAS MÁS BELLAS

PROPUESTA DE REPOBLACIÓN EN LAS CUESTAS DEL RÍO AREVALILLO EN ARÉVALO, ÁVILA.

Por: Luis José Martín García-Sancho.

            El continuo deterioro de las cuestas del río Arevalillo producido, tanto por los deslizamientos de tierras, como por vertidos de todo tipo, ofrecen al viajero una visión negativa y lamentable justo antes de entrar en la ciudad.  Es cierto que las cuestas podrían ser un escaparate fabuloso a la entrada de Arévalo pero, hoy en día, el paisaje que ofrecen al visitante o turista es ciertamente feo y sucio, con cierto aspecto de dejadez, desidia y abandono.

            ¿Es esto lo que queremos ofrecer al turista que entra en Arévalo? ¿Es lo que queremos dejar a nuestros hijos?

            Propongo una remodelación integral de las cuestas del Arevalillo desde el Castillo hasta el puente de los Lobos.
            La actuación constaría de tres fases:

1ª: Limpieza y acondicionamiento.
2ª: Reforestación integral.
3ª: Mantenimiento y vigilancia.



1.- LIMPIEZA Y ACONDICIONAMIENTO:
           
            Las laderas deben ser despojadas de escombros y materiales de desecho de todo tipo que ciudadanos sin escrúpulos han ido arrojando.
            Deben ser provistas de una buena capa de tierra fértil que permita enraizar a plantas herbáceas y pequeños arbustos.
            Donde el suelo esté limpio y con suficiente capa vegetal, no se realizará más trabajo que el de siembra y plantación.
            Para la preparación del suelo se evitará la creación de bancales escalonados, que dan un aspecto más artificial al paisaje y lo que se pretende con esta propuesta es justamente lo contrario, la mayor naturalidad posible del paisaje resultante.
            Para la plantación de los plantones de árboles y arbustos se realizará una pequeña poza en el terreno de manera que recoja de forma natural el agua de las precipitaciones, tal y como se indica en el dibujo.




2.- REFORESTACIÓN INTEGRAL:

            Constará de tres grupos formando mosaicos para conseguir un mejor impacto visual y diferentes resistencias a posibles incendios forestales. Esquema 1:

1: Frondosas de ribera de hoja caduca
2: Coníferas y frondosas de hoja perenne
3: Frondosas y frutales de hoja caduca (Cortafuegos) 

Esquema 1: diferentes franjas de arbolado en las laderas.

           
            La capa de tierra fértil (En el esquema 1: A) será sembrada inicialmente con plantas herbáceas siendo indicadas para ello varias especies de leguminosas del género trifolium, Medicago, etc, o gramíneas de varios géneros como Poa, Festuca, etc, formadoras de praderas. Entre estas praderas pueden plantarse manchas de gramíneas de mayor porte como el Berceo (Stipa gigantea) o la Avena loca (Avena barbata).
Grupo 1:
            La plantación de este grupo se realizará en la franja más baja del valle y constará de varias especies de árboles y arbustos asociados a las riberas. Son los árboles que suelen formar los bosques galería o sotos que acompañan el cauce de nuestros ríos. (En el esquema 1: F)
            Estará formada por árboles y arbustos de las siguientes especies autóctonas de La Moraña y tierra de Arévalo:
- Chopo: Populus nigra.  - Álamo: Populus alba. – Fresno: Fraxinus angustifolia. - Aliso: Alnus glutinosa. - Sauce blanco: Salix alba. - Sauce sargatillo: Salix purpurea. – Mimbrera: Salix fragilis. - Saúco: Sambucus nigra. - Zarzamora: Rubus ulmifolius. – Olmo: Ulmus minor...
            Dadas las exigencias de agua de estos árboles, sería conveniente que el Arevalillo tuviese agua de forma continua, o durante una buena parte del año. Para ello sería necesario que desde la Confederación Hidrográfica del Duero se dotara al río de un caudal ecológico, utilizando para ello el desagüe que tiene la balsa de Nava de Arévalo.
Grupo 2:
            La plantación de esta franja se realizará con árboles de hoja perenne y arbustos. Para proporcionar un cambio cromático y diferentes resistencias a incendios forestales, la plantación de este grupo se hará en mosaicos irregulares separados por franjas de árboles y arbustos del grupo 3 que harán las veces de cortafuegos vegetales (esquemas 1 y 2).
Para este grupo 2 se utilizarán árboles y arbustos autóctonos:

            - B: estrato arbustivo: -Jara: Cistus laurifolius. –Retama Común: Retama sphaerocarpa. –Retama Negra: Cytisus scoparius. – Enebro: Juniperus oxicedrus  y J. communis. -Piorno Blanco: Astragalus granatensis.  -Tojo: Ulex sp. -Cantueso: Lavandula stoechas. –Romero: Romarinus officinalis. -Tomillos: Thymus sp…

            - C: Estrato arbóreo de frondosas de hoja perenne: -Encina: Quercus ilex. –Alcornoque: Quercus suber. –Quejigo: Quercus faginea. – Olivo: Olea europaea. Aunque estas tres últimas especies no son estrictamente autóctonas de la comarca si están presentes en zonas próximas de Ávila, Segovia, Valladolid o Salamanca.
            Para mayor éxito en la plantación algunos pies pueden ser trasplantados con varios años de edad. Aunque el Quejigo es, en realidad, marcescente (mantiene las hojas secas hasta que brotan las nuevas) debe ser incluido en este grupo.

            - D: Estrato arbóreo de coníferas: -Pino Resinero: Pinus pinaster. –Pino Piñonero: Pinus pinea. –Pino Carrasco: Pinus halepensis. Para garantizar el éxito en la repoblación algunos pies pueden ser transplantados con varios años de edad. Y también, y a modo experimental, en suelos algo más ricos y profundos, se pueden plantar algunos pies de Pino Canario (Pinus canariensis) especie adaptada y resistente a los incendios forestales ya que tiene la particularidad de poder rebrotar nuevamente de pinos quemados e incluso talados o podados.
Grupo 3:
            La plantación de este grupo. Se hará con frutales y frondosas de hoja caduca, presentes en la comarca. Este grupo se plantará a modo de franjas que separen los mosaicos del grupo anterior para hacer un efecto de cortafuegos. En el esquema 1, están representados por la letra E.
           
            - E: -Almendro: Prunus dulcis. –Cerezo: Prunus cerasus. –Albaricoquero: Prunus armeniaca. –Endrino: Prunus spinosa. –Higuera: Ficus carica. –Majuelo: Crataegus monogyna. –Saúco: Sambucus nigra. –Aligustre: Ligustrum vulgare. –Escaramujo: Rosa canina.  -Torvisco: Daphne gnidium, Cambronera: Lycium barbarum...
           
            Este grupo favorecerá el asentamiento de multitud de especies de aves y algunos mamíferos que se alimentan de bayas, frutos e insectos.
           
            El efecto cromático y paisajístico al intercalarse estos tres grupos, hará que nuestras cuestas sean admiradas en lugar de ignoradas o evitadas.

            La plantación de estas especies vegetales se hará en mosaicos irregulares tal y como queda reflejado en el esquema 2.


Esquema 2: plantación de los distintos grupos de vegetación en mosaicos.



3.- MANTENIMIENTO Y VIGILANCIA:

            El primer paso para proteger a los árboles jóvenes de los roedores es rodearlos con cilindros plásticos o de malla, para evitar que sean mordisqueados.
           
            Al mismo tiempo que se plantan los árboles, el sustrato superficial debe ser dotado de diferentes productos que facilitan la absorción de agua y evitan la evaporación, existiendo varias marcas comercializadas al respecto.
            La limpieza, especialmente en las franjas que hacen de cortafuegos, debe realizarse varias veces al año pioritariamente durante el verano y el otoño.
            Los árboles secos deben irse reponiendo anualmente y antes del mes de marzo. Para ello, es muy importante la labor del voluntariado, así como la participación de niños y jóvenes en edad escolar, proponiendo esta replantación como una actividad escolar más, que refuerza los lazos de nuestros estudiantes con la naturaleza y el patrimonio natural de su municipio.
            Es fundamental la labor de vigilancia y control de incendios. Para ello, es recomendable instalar bocas contra incendios, con sus correspondientes mangueras, cada 100 metros en la parte alta de las cuestas desde donde poder atacar el fuego rápidamente en caso necesario.
            Como las especies empleadas son silvestres no necesitan riego pero, en caso necesario, es recomendable la utilización de agua de la depuradora a través de los camiones contra incendios para no derrochar el agua potable. Este punto sería recomendable extenderlo a todos los parques y jardines de la ciudad.
            Independientemente de si se reforestan las cuestas o no, resulta casi obligado que las autoridades municipales impidan los vertidos que de forma reiterada se producen a las cuestas. Aumentando la vigilancia, y sancionando a todos aquellos que arrojen, basura, escombros o cualquier otro tipo de desecho a las cuestas o al río.
            Una solución provisional sería la instalación de contenedores de inertes en determinados puntos próximos a las laderas, así como la construcción de un murete con barandilla en el borde de estas, igual o similar al del paseo del poniente.


REFLEXIÓN ÚLTIMA:
           
            El efecto cromático y paisajístico conseguido con la repoblación de las cuestas, hará que sean admiradas en lugar de ignoradas o evitadas.
            Es de sobra conocido que la mejor lucha contra la erosión y deslizamientos de terrenos, tan frecuentes en la zona que nos ocupa, es la repoblación forestal. Una actuación integral como la propuesta hará que, a medio plazo, nuestras cuestas sean un bello bosque, con sus raíces sujetando el terreno.
            Es muy posible que nuestros hijos o nuestros nietos paseen a la sombra de los árboles que nosotros plantamos.
            Invertir en repoblar las cuestas, es una inversión para el futuro, para el turismo, para la calidad de vida de nuestra ciudad.
            Nosotros plantamos hoy, los hijos de nuestros hijos nos lo agradecerán mañana.

En Arévalo, a ocho de abril de 2010.

sábado, 7 de abril de 2012

PLAYA DEL SILENCIO


Dicen que en la playa del silencio

sólo se oye el diálogo interminable

de las piedras con el mar.

Si escuchas atentamente,

son muchas las cosas que se cuentan


Playa del Silencio, Castañeras, Cudillero, Asturias

a seis de abril de 2012.

Texto y fotos L.J. Martín García-Sancho

miércoles, 4 de abril de 2012

Conversión AP6 en Autovía


Tras el reconocimiento por parte del Gobierno de que era ilegal
la concesión a Iberpistas de las autopistas de peaje a Ávila y Segovia y AP-6


CC.OO. Y CENTAUREA RECLAMAN LA CONVERSIÓN EN AUTOVIA GRATUITA
DE LA AP-6 Y DE SUS CONEXIONES DE PEAJE A ÁVILA Y A SEGOVIA


Estas organizaciones reclaman a las fuerzas políticas un compromiso firme para que, en beneficio de los ciudadanos y la economía, este paquete de autopistas pase a manos del Estado.
CC.OO. de Ávila y la Asociación Ecologista Centaurea muestran de nuevo su satisfacción por su victoria judicial lograda en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) cuya sentencia de abril de 2010 reconocía la ilegalidad de la concesión a Iberpistas de la construcción, conservación y explotación del paquete de autopistas de peaje: AP-6, su conexión a Segovia (AP-61) y su conexión a Ávila (AP-51).
Como reconoce el Gobierno central en dos recientes Reales Decretos publicados en el BOE (6 y 16 de marzo de 2012), la sentencia del TJUE viene a declarar que el Gobierno de España vulneró la Directiva comunitaria sobre contratación pública al no haberse publicado (como argumentaban CC.OO. de Ávila y Centaurea en su denuncia del año 2000 a la Comisión Europea) el anuncio en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas (DOCE) ni en el pliego de cláusulas administrativas particulares del concurso la totalidad de las obras a ejecutar por el concesionario.
El Gobierno central, tras tener que asumir -como no podía ser de otra manera- la sentencia del TJUE, se ve obligado a licitar de nuevo a partir de noviembre de 2019 (que es cuando caducaba la concesión inicial de la AP-6) la concesión de la explotación de ese paquete de autopistas, por un período reducido en 7 años sobre lo adjudicado inicialmente.
Tras el reconocimiento por parte del Estado de la ilegalidad de la concesión, tanto Centaurea como CC.OO. de Ávila reclaman al Gobierno la transformación de estas autopistas de peaje en autovías gratuitas, como ha demandado históricamente la sociedad abulense y segoviana. Para estas organizaciones, la conversión en autovía gratuita generaría un enorme beneficio a los ciudadanos y la economía, no sólo de estas provincias y de toda Castilla y León, sino incluso a nivel estatal.

“Pedimos a las fuerzas políticas y sociales un compromiso firme para que, en beneficio de los ciudadanos y la economía, este paquete de autopistas pase a manos del Estado en el 2019”, ha declarado Ricardo de Val Parra, Secretario General de la Unión Sindical de CC.OO. Ávila. “Esta es una oportunidad histórica, conseguida gracias a nuestro trabajo en los tribunales, que no podemos permitir que se pierda”, añadió de Val.
Ambas organizaciones aclaran, no obstante, que el RD 525/2012, de 9 de marzo, (publicado en el BOE el 16 de marzo) que modifica puntualmente el de la adjudicación no supone el cumplimiento de la Sentencia, de 22 de abril de 2010, del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Si el paquete de obra “adicional” era ilegal, no cabía otra solución que la revisión total de la concesión, puesto que la adjudicación constituye un todo.
“Siempre mantuvimos que la operación fue un cambalache que no perseguía otra finalidad que la de prorrogar la explotación de la A-6 y los túneles de Guadarrama por parte de Iberpistas, y en mayor medida cuando las obras adicionales al concurso exclusivamente podían ser ejecutadas por quien ya tenía la concesión”, declaró Carlos Bravo, Presidente de la Asociación Centaurea.
Las modificaciones del nuevo Real Decreto son meras cuestiones incidentales, que no alteran en nada la concesión declarada ilegal. La reducción en siete años del periodo concesional, únicamente ponen de relieve y certifican la improcedencia de la concesión tal y como se realizó, pero tampoco penalizan al adjudicatario puesto que garantiza la indemnización correspondiente.
“Es del todo inaceptable el trato de favor del Gobierno al sector de las autopistas de peaje. Las concesiones de autopistas tienen garantizado el beneficio, que extraen de los usuarios mediante el peaje, pero además también tienen cubiertas las pérdidas. Cuando sus resultados son negativos, y al tratarse de una concesión del Estado, estas empresas dicen que el Estado asuma la concesión si no se les financian las pérdidas (unos 600 millones de euros anuales se establecen en los PGE para asumir los costes de la deuda de las concesionarias)”, añadió Bravo.

Lo cierto, a estas alturas, es que la explotación de la AP-6 después de enero de 2018 era el precio o contraprestación que el Estado ofrecía a Iberpistas por las “obras añadidas”, y ese precio jamás se ha conocido ni figura en documento alguno como estas organizaciones demostraron en su momento. De hecho, el Secretario General Técnico del Mº de Fomento, en informe de 30 de marzo de 1999, que compartía enteramente la Abogacía del Estado, ya dejó claro que:

“Ahora bien, no parece que sea viable desde un punto de vista jurídico la inclusión en esta concesión de la conservación y explotación de la autopista de peaje A-6, tramo Villalba-Adanero, a partir del año 2018 (año en que finaliza la concesión otorgada por los Decretos 129/68 y 2583/72).”
“Llama la atención que la Administración pueda adjudicar en 1999 la concesión de la conservación y explotación de un tramo de autopista adyacente que se iniciará dentro de casi 19 años, pero no parece posible fijar las bases de esta licitación y los criterios para la adjudicación de la misma en el momento actual”.


        FIN DE COMUNICADO.

Contactos:
- Asociasión Ecologista Centaurea
  Apdo. de correos, 35
  40400 El Espinar (Segovia)
  y
- comisiones obreras de Castilla y León, Ávila


  Enlaces:
http://www.diariodeavila.es/noticia/ZB1BFA7C4-9EE3-D1F1-436A62374FB2C722/20120403/ccoo/centaurea/reclaman/eliminacion/peaje/ap6/ap51/partir/2018
http://www.elnortedecastilla.es/20120403/local/avila/centaurea-exigen-gratuidad-201204031852.html
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1138217
http://www.castillayleon.ccoo.es/webcastillayleon/menu.do?Conoce_CCOO:Uniones_provinciales:Avila:Actualidad:341592


martes, 3 de abril de 2012

SOLEDAD


            Llegó a la laguna de los Lavajares a última hora de la tarde.  Exhausta, sedienta. La niebla empezaba a bajar. El frío era intenso. Recorrió toda la superficie del humedal andando. A pesar de las lluvias caídas durante el otoño no tenía ni una gota de agua.
            Se sintió morir. Desesperada, se dirigió hacia el camino que acababa en la laguna pensando en que quizás hubiera algún charco. Olía a agua, así que no debería andar muy lejos. Por fin, en medio del camino, algo brillaba entre la niebla con las últimas luces del día. Pero al llegar comprobó que el charco estaba helado.
Grulla Común. Foto: Franrojo
 
            Golpeó con el pico, pero nada, una gruesa capa de hielo le impedía llegar al líquido elemento. No tenía fuerzas. Hacía un par de días que se había rezagado de su bandada de grullas en Villafáfila, lo que le había debilitado hasta la extenuación.

            De pronto, escuchó el inconfundible graznido de varias hembras de ánade azulón. Provenía de la laguna. Estas zonas tan planas suelen tener algo de agua en la parte más baja. Si había patos, casi seguro que habría agua. Retrocedió. Tras recorrer un centenar de metros ya no podía andar. El frío, la sed, el hambre y el agotamiento le impedían dar un paso más.
            Se acurrucó en el suelo. Ninguna de sus patas era capaz de mantener el peso de su cuerpo durante el sueño. Al cabo de unos minutos la cencellada le cubría de escarcha todo el plumaje. Se acurrucó más fuerte introduciendo la cabeza entre el ala derecha, buscando algo de calor. Pronto se durmió.
            A la derecha, siempre a la derecha”. Se oía gritar a lo lejos a la mañana siguiente. La espesa niebla impedía distinguir nada a cincuenta metros. Un grupo de caminantes se dirigía hacia la laguna de los Lavajares, buscando siempre el canino de la derecha en los cruces. Habían visto numerosas huellas de grullas y unas pocas de avutarda.
            Tal vez si la niebla levantara pudieran observar a esas hermosas aves. Pero la visibilidad era prácticamente nula. El guía de la expedición sabía por experiencia lo persistente que suele ser la niebla en esa zona de la Tierra de Arévalo. Pero con el otoño tan lluvioso que habían tenido esperaba, al menos, encontrar la laguna inundada.
         Al llegar, comprobaron con desilusión que estaba completamente seca.  Esto es lo que trae ir siempre a la derecha”. Comentó uno de los intrépidos paseantes, con las pestañas y cejas cubiertas de bolitas de hielo, ante las carcajadas del resto del grupo.
            Como la niebla impedía ver los alrededores, el guía indicó la dirección en la que, en condiciones normales, deberían distinguirse Horcajo de las Torres, la torre de Yecla, Rasueros, Rágama, Zorita de la Frontera y Palaciosrubios. Así que, ante la falta de visibilidad, decidieron realizar el plan B: Ir al pueblo de Villar de Matacabras.
Iglesia de Villar de Matacabras. Foto: Luis J. Martín
 
            La Nave de la iglesia había sido retejada y reparada para colocar nidales artificiales de cernícalo primilla, por lo que se encontraba en buen estado, pero el de la magnífica cabecera con triple ábside mudéjar era lamentable. Casi la mitad del tejado se había derrumbado y los muros empezaban a agrietarse. Alguien comentó: “Restauran la nave que es posterior y de escaso valor y dejan hundir la cabecera que es una joya del mudéjar”. Cierto, una incongruencia.

            Pasearon por las calles del pueblo, con más tristeza que alegría, comprobando la soledad y vaciedad de cada casa, de cada corral. Alguien comparó este pueblo vacío con la laguna sin agua. Ni siquiera el octogenario Máximo se dejó ver en esa fría mañana. Máximo, curioso nombre para el único y último habitante de un pueblo con una población mínima. En su casa, un plástico amarillo de abono hacía de cristal y la puerta atrancada desde dentro impedía el paso a los curiosos. Por delante, una minúscula porción de arena removida, rodeada de tejas y cascotes, esperaba a ser plantada para convertirse en huerta.
            Sólo se dejaron ver otros dos de los habitantes, una lechuza y un mochuelo, que abandonaron momentáneamente su refugio diurno ante la presencia de los curiosos visitantes.

            La niebla comenzaba a levantar y el sol quería dejarse sentir. Algo más lejos, en los Lavajares, el cuerpo inmóvil y cubierto de escarcha de una grulla, comenzaba a recibir los primeros rayos del sol. El hielo empezó a convertirse en vapor. El ala derecha se movió ligeramente. Levantó la cabeza. Comenzó a beber las gotas de escarcha que se derretían en su dorso. Escuchó a los azulones. Había sobrevivido a una gélida noche. Pronto estaría con los suyos en Rosarito.
            Lagunas sin agua. Pueblos sin gente. Soledades de Castilla.

Diciembre de 2010
Publicado en "La llanura de Arévalo" Nº 20.
Por Luis José Martín García-Sancho

Villar de Matacabras se queda sin su último habitante:
 
La iglesia de Villar de Matacabras incluida en la Lista Roja del Patriminio: